Buscar
  • Cintia Fraser

"Un abogado en el cielo"

El pasado sábado 4 de septiembre, en la provincia de Catamarca, se realizó la consagración en la explanada de la iglesia de Piedra Blanca, a pocos metros de la casa donde nació en 1826.


Frente a la iglesia, en la plaza, más de 1.000 invitados participaron de la ceremonia, pudiendo destacar que todos presentaron el test PCR realizado 24 horas antes de su ingreso a la provincia.



El Vaticano dio por aprobado el milagro atribuido a Mamerto Esquiú, que fue la inexplicable cura de Ema, una niña recién nacida con osteomielitis femoral grave en Tucumán en 2017.


Ema, la niña que recibió la gracia por intercesión de Fray Mamerto Esquiú


´´En Catamarca, en Argentina, fue beatificado Mamerto Esquiú, fraile menor y obispo de Córdoba, en fin, un Beato argentino. Fue un vigoroso anunciador de la Palabra de Dios para la edificación de la comunidad eclesial pero también de la civil. Que su ejemplo nos ayude a unir siempre la oración y el apostolado, a servir a la paz y a la fraternidad. ¡Un aplauso al nuevo Beato!´´, dijo el Santo Padre durante el Ángelus en Roma.


Beato quiere decir "ciudadano del cielo". El beato Mamerto Esquiú es reconocido como uno de las grandes figuras de nuestro país por su patriotismo ejemplar. Iluminó el orden temporal con la luz del Evangelio, defendiendo y promoviendo la dignidad humana, la paz y la justicia.


El Señor nos invita a elevar nuestra mirada hacia lo alto y nos dice: “Tengan ánimo y levanten la cabeza, porque está por llegarles la liberación” (Lc. 21, 28).


El Grito Misionero

Noticias de la diocesis