Guatambú N° 184, N3370DPD – Puerto Iguazú, Misiones. Teléfono y Fax: 03757 – 420526

contacto
conectate
Buscar
  • El Grito Misionero

El aborto y su experiencia en el inconciente


Desde la experiencia clínica, trabajando en consultorio desde 1973.

Instintivamente, todo embarazo se inscribe en el inconsciente de la mujer en el entramado vincular. Se intuye al otro.  Más allá de la consciencia perceptiva y la voluntad, más allá del querer o no querer.  Intuición femenina de un acontecimiento más allá de la propia corporeidad.

Lo explicita la confesión  "parece que me quedé. . ." 

La mujer  establece desde las mismas  profundidades de su ser  - más allá de su voluntad  - un vinculo personal con esa novedad que informa el embarazo.

Puede a ella agradar o desagradar  pero no puede negarlo.  Salvo,   desmintiendo   la otredad del Nuevo, invirtiendo ingentes esfuerzos psíquicos secundarios para su  aniquilación cosificante y posterior expulsión.  

El producto psiquico activo consecuente  se denomina Culpa.

Algo totalmente diferente ocurre cuando el psiquismo registra una neoformación en el advenimiento de un tumor o un quiste. Genera miedo y rechazo como primer movimiento psíquico. Relato sobre un cuerpo  extraño: "me salió un quiste, tumor, grano, orzuelo . . ."

La intervención  que elimina o suprime estas formaciones se ordena a la recuperación de la salud   y produce  alivio.

Resumiendo, el psiquismo  registra inconscientemente  el aborto como aniquilación  y no como intervención quirurgica para remover una tumoración. 


Gerardo Vetter

Doctor en Psicología

Universidad Nacional de Asunción

Noticias de la diocesis

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon